miércoles, 24 de febrero de 2010

Improvisación.


Que estaría haciendo en el baño? No necesitamos tanto preámbulo - pensó.
Bajó las luces de la habitación y estiró las sábanas de su enorme cama que se convertiría en un ring de boxeo.O de sexo.
Suspiró... quitó los botones de la camisa dejando su pecho descubierto.
Se sirvió una copa de wisky, cogió un puro a medio fumar y se dejó caer en aquel sillón donde tantas esperas había pasado.
Se abrió la puerta y apareció Sophié, mezcla de gata y señora de bien. Tenia un ligero vestido blanco que dejaba intuir sus curvas tan redondas y perfectas. Se acercó a él y encendió su puro... caminó lento hasta detrás del sillón y una vez allí acercó su boca a su cuello y comenzó el ritual de lengua, besos y mordiscos mientras sus manos tibias y suaves se deslizaban por su pecho.
Luego, como un felino en acción se apoderó de sus rodillas quedando encima en un segundo. Ahí estaba ella, radiante, hermosamente caliente.
Él fumaba y bebía entregado al espectáculo. No había diálogos, no hacían falta las palabras. Sophie, sacó un hielo de la copa y empezó a jugar con el en su boca, recorriendo su cuello, su escote. Se dejaban caer unas gotas que erizaban su piel y ponía sus pezones tan duros como el propio hielo.
La sorpresa comenzó cuando poco después Sophie comenzo a acariciarse. Era un auténtico placer ver manipular sus propios dedos en su sexo húmedo, cada minuto se estremecía y él con las ganas irrefrenables de penetrarla y a la vez no querer romper el sublime retrato erótico que tenia frente a sus narices. Ella se movía despacio y ponía sus dedos empapados en los labios de él, luego otra vez su mano derecha moviendose lento debajo del vestido y la mano izquierda apretando sus senos con absoluta violencia...una masturbación bestial ante los ojos de un hombre que empezaba a liberar su sexo palpitante.

15 comentarios:

  1. Tienes el número de teléfono de Sophie?
    Te lo agradecería.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA me mató TORITO.
    Veronique, trés bien! super!
    A TORO: mire si Sophie era la chica de la mesa del otro día?

    ResponderEliminar
  3. Toroooooo, Cualquiera puede ser, incluso la que te cruzas cada dia.

    rochie Rose, gracias a usted por su encantador punto de vista.

    tengo que preguntarle a Sophie si puedo facilitar su teléfono...

    ResponderEliminar
  4. MUY pero que muy currada la história, la he leído sin despegar la vista del monitor.
    Esto de der "single", me mata!o más de uno, de dos y de tres je,je.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó. Y además dejaste abierta la puerta para una continuación no nos vayas a dejar con las ganas (ni a tu personaje, ni a mi) jaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Joder Veronika, no escribas estos textos que a estas horas uno se pone contento ja ja ja

    Un beso encendido

    ResponderEliminar
  7. VERONIQUE, como la quiero ;)
    Digale a Toro que por algo me compre el manual de comprensión de texto de Gamerro. El va a entender. Pretende un Roch autógrafo, que aún no le puedo brindar.

    A TORITO que hoy escribió este poem en su perfil.
    AMARTE ES POESÍA. Amarte es poesía/ la mejor de todas/ y los besos/ nuestro poema eterno/ besarte y amarte/ subir contigo al cielo/ nuestro mejor poema/ el más dulce/ el más bello/ el más tierno.

    Veronique fue tan expeditiva y ya le suministró el phone number de Sophie?

    ResponderEliminar
  8. BUENO BUENO CUANTOS AMIGOS CONOCIDOS EN ESTE RELATO JAJAJAJAJAJA
    POR FIN TORO TIENE GANAS DE CONOCER A AQUELLA DAMA AUNQUE MAS NO SEA EN LA IMAGINACION DE VERONIQUE JAJAJAJAJA MUY BUEN RELATO

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  9. woooooooooowwwwwwwwwww!!!!!!!!!!!!


    buenísima historia!
    (y el señor...pobre...jajaja!)


    mil besos*

    ResponderEliminar
  10. En esta tarde lluviosa de finales de febrero para por tu universo de letras es una maravilla... Pasé a saludarte y a echar un ratito por aquí.

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  11. Desde luego, no hacen falta palabras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Lo siento; no me concentro en el texto. Qué tetas más diferentes... pero me gustan, pa mí si pudiere!

    ResponderEliminar
  13. Qué calor que hace por aquí... Ufff...

    ResponderEliminar

Ahora tu...