viernes, 28 de octubre de 2011

Amanecer en La Violeta.

Llegar y no detenerse.
Esperar y no desertar.
Olvidar y no despertar.
Necesitar querer y no encontrar.

En La Violeta, el lugar de los desafíos, el rincón de los viajeros, el perfecto corazón de la Utopía.
El suelo de los libres, el por fin  llegar al fin.

Comprender sin ceder
Volar sin aterrizar
Sentir sin regalar
Amar sin decir.


Huir del estado de podredumbre.Tener agallas frente al espejo y ser, después de años de existencia, una pluma que flota en el denso aire de La Violeta.

17 comentarios:

  1. La Violeta es como un aleph.
    Tu texto me trajo a la mente, vaya a saber uno porqué, algo que decía Fernando Pessoa y era que, para vivir, lo que uno necesita, es adquirir un semblante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Interesante Finzi. Me ha gustado eso del semblante.Gracias. besos

    ResponderEliminar
  3. "Amar sin decir" ...también actuar sin interpretar, arrinconándonos en la brevedad, en lo ligero de una mirada. Nada es efímero si volamos sobre La Violeta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. C C... eso parece, habrá que sucumbir....(sin entregarse del todo) :) besos

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡VeK!!!

    Ante tal alarde de deseos y contrasentidos, no me queda más remedio que rendirme ante la evidencia: La Violeta a conseguido que saques a relucir tú dialéctica más tierna y conmovedora.

    Me ha gustado.
    Mí abrazo más "sentido y regalado".

    ResponderEliminar
  6. atravesé el espejo...estoy en La Violeta, soy pluma en el aire denso.*

    ResponderEliminar
  7. Niña, cuando te pones, te pones,eh!!!

    Me gusta eso del rincón de los viajeros ;P

    Rebesazos

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. ¿Entonces, habrá promesas de abandono sin cobardías, vuelos sin pisar tierra, será verdad?
    Lo bueno de estos paraísos es que nunca se llega a su final, y su principio suele estar en cualquier lado...Besos, es bonito este soplo de surrealidad que huele a brote en tierra abonada, y ya sabe cómo huele la tierra abonada.

    ResponderEliminar
  10. Tino,si algo tiene ese lugar, debe ser el aire.:)

    Rayuela, aqui esta usted, mi reflejo.bss

    Dani,ya sabes dónde pasarte, será tambien tu lugar.bss

    javi, jejejjee, ese olor....ammmm....:) besitos

    ResponderEliminar
  11. En La Violeta, el lugar de los desafíos, el rincón de los viajeros, el perfecto corazón de la Utopía.
    El suelo de los libres, el por fin llegar al fin.

    Cómo me gustaría llegar allí ~
    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  12. Quiero sentirme como esa pluma, voy a intentarlo.
    Quizás a base de soñar...
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Por favor, una brújula para arribar a La Violeta, aunque sea, por un rato y estar como ese gato/a, buscando entre las nubes.

    Beso grande

    ResponderEliminar
  14. Algunas veces da la sensación de que todo huele a podrido, si...

    Saludos y buena tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  15. Que nadie nos corte nuestras alas...

    ResponderEliminar
  16. vivir siempre es síntoma de belleza. Gracias por pasar

    ResponderEliminar

Ahora tu...