viernes, 31 de agosto de 2012

Página inesperada

El Diario de Carola sobre la mesa, abierto de par en par, desnudo y muerto:

      "(...) para qué entonces todo el esfuerzo de pensarte si al final te has ido, sin mi. La desesperación toca por fin el techo y he decidido también, morir. Necesité ayuda, necesité vivir sin esta espera eterna, necesité saber que algún día vendrías, que sabiendo que siempre estaría aquí, aparecerías. Pero nunca sucedió. Nunca sucedió hasta ahora que he decidido marchar. No sé qué ven tus ojos, ni siquiera conozco tus deseos. Tu silencio me fue sacudiendo y apagando de a poco.¿ Es acaso la locura lo que desespera o es algo tan simple como despertar y no hallarte ni escucharte?
Seca del todo. Hambrienta de nada. Sola en La Violeta, dónde todo es esperanza y sin embargo.... Hay dolor, hay miseria, hay tristeza, hay corazones rotos, hay sueños  perdidos.
Necesito ayuda, necesito que algo recupere su brillo, necesito que la radio siga siendo la radio y no un ruido extraño en mi cocina, necesito que las cortinas vuelvan a oler a sexo, y que el pan no esté crudo. Necesito las frutas frescas, la hierba intacta de primavera, necesito las lilas floreciendo, y el viento secando mi pelo. Necesito vivir, necesito vivir, necesito vivir...."

Habían otras hojas escritas, algunas en blanco, otras dibujadas... Carola... Ay Carola! Triste Carola! ... si pudiera hacerte volver...

17 comentarios:

  1. ¡¡¡VeK!!!

    ¡Qué cosas tan bonitas dice Carola!
    Se merece que le den todo lo que necesita. Sus palabras pasan de puntillas; sin hacer apenas ruido. Son palabras que parecen mariposas revoloteando, como suaves caricias que estremecen. Palabras que hacen desear vivir; por que son esas cosas las que consiguen que la vida, tenga sentido.

    Me alegra que, tu brillo, siga intacto querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tino: casualité...estaba escuchando Mariposas de Silvio rodriguez...

      Eliminar
  2. Carola vivirá...y si La violeta colmó su paciencia, es que quizá era como vivir consigo misma y nadie más. Quizá, en la confrontación de otros infiernos es que encontramos la paz, si tiene algún sentido, pues no concibo como beneficio ni finalidad de la existencia la conformidad narcótica con el contexto. Prefiero patear culos y tableros. Pero son decisiones personales. O mascar bronca por no poder hacerlo...me pareció que en esos rincones sombríos vi pasar una silueta...puteaba porque se había olvidado algo, no sé, como un libro, un diario, una esperanza....Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito escrito, puras cosas bonitas siempre que vengo a leer

    Saludos!!

    Que estés bien ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! tu si que eres bonita!!! gracias, guapa!

      Eliminar
  4. Una fotografía del hambre, la indigencia o la carencia amorosa. Necesita la caricia como el pan o el aire...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ves y díle a Karola que mire en el mar como riela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue al Mar 4 veces. Dos veces,era de noche.:P

      Eliminar
  6. fue en busca de esa lilas floreciendo, de harinas para hornear, creo verla introduciendo sus manos en bolsas de arpillera repletas de granos y frutos secos.
    Ella lo dijo sin saber, anhela la muerte, pero desea vivir.

    ResponderEliminar
  7. No se puede remar contracorriente...

    ResponderEliminar
  8. Hola Veronika, veo y leo que tus relatos siguen dando vértigo, que un paso en falso y se cae uno por ahí abajo. Me gusta asomarme por ellos.

    Hace mucho que no dejo un comentario. Ahora me he animado para hablarte de un libro de frases que me han publicado, muchas de ellas las viste en el blog, así que ya sabes de qué van y lo cerca o lejos que te dejan del agujero.

    El libro se ha titulado Frases en el muro, es este: http://www.octaedro.com/octart.asp?libro=07024&id=es&txt=Frases%20en%20el%20muro Espero que te haga gracia.

    Sabes, por muy oscuros que son algunos de tus relatos siempre me alegra leerlos.
    Un beso,
    Ricardo

    ResponderEliminar
  9. no sé cómo no leí este diario...llego tarde? podré traerla de vuelta? porque las vi irse, a carola y a lila, hace ya bastante...*


    ResponderEliminar

Ahora tu...